EL CORAZÓN JAMÁS SE EQUIVOCA

 

«Merece la pena vivir, solo por esto merece la pena vivir un día más», así nos sorprendía Mari Carmen ayer, en un programa de televisión, cuando vio que la sorpresa se la daba su hermana y Antonio Carmona. Esta gran mujer que lleva luchando cuatro años con su enfermedad, dio una lección magistral que todos deberíamos aprender.

Es curioso como desperdiciamos la vida, porque no vemos la posibilidad de perderla a corto plazo, como si creyéramos que la muerte es esa cosa que les pasa a otros, y que nosotros seremos inmortales.

Como nos equivocamos, que grave error desperdiciar nuestras vidas siguiendo causas impuestas, ignorando a quien nos ama, que grave error despreciar a quien nos ama con locura, por satisfacer a quien nos utiliza. Que grave error no adquirir conciencia de lo afortunados que somos cada día que vivimos…Mari Carmen explicaba que cuando el médico le diagnostico su enfermedad, al salir a la calle, y ver la gente sonriendo, pensó…”que poco sabéis la suerte que tenéis, disfrutando de esta vida”…

La vida nos tira al suelo, más de una vez y más de dos, nos revuelve en el fango, nos pone a prueba, pero que bonita es la vida, que bonita es, cuantas cosas nos hace vivir de esas que nos ponen la piel de gallina y nos encogen el alma, que bonita es la vida…

«La vida no es la vida en sí, es estar con ellos, con mi familia, y seguir con ellos», así definía Mari Carmen la vida, y que cierto es que la vida es coleccionar momentos con las personas que amamos…, familia…amigos…con quien de verdad nos ama…quizás el verdadero éxito está en saber quién nos ama de verdad…

Recuerdo la conferencia de Ric Elías, superviviente de un accidente aéreo y las tres cosas que pensó mientras su avión se estrellaba, pero me quedo con una de ellas, él lamentó el tiempo perdido a lo largo de su vida por culpa del ego, y no volvió a discutir con su pareja. «Entre tener razón y ser feliz, elijo ser feliz».

Ayer Mari Carmen nos dio a todos una nueva lección de vida, y me quedo con su última frase, la de una luchadora, la de una gran mujer, la de alguien a quien admiro desde ayer… «Lo siento a quien me esté llamando, pero no puedo irme, que se espere».

Dejaros de tonterías y vivir, no la vida que quieren otros, la vida que vosotros queréis. Que la única arma que uséis sea vuestro corazón y lo único que disparéis sea amor, y que de vuestra boca solo salgan palabras de amor y de vuestra alma caricias para otras almas…y que cada momento lo uséis correctamente, porque un segundo perdido es una vida perdida y que las mariposas de vuestro estomago visiten a otras mariposas, allá en el paraíso… y que si la razón se nubla en algún momento, escuchéis a vuestro corazón, porque él jamás se equivoca…   

4 thoughts on “EL CORAZÓN JAMÁS SE EQUIVOCA

  1. Qué bonito por favor.. yo también lo vi ayer y me emocioné mucho.. un claro ejemplo de valentía coraje y amor en esencia. Gracias por compartirlo

  2. Precioso. Me quedo con que la vida es coleccionar momentos con las personas que amamos…, familia…amigos…con quien de verdad nos ama…; quizás el verdadero éxito está en saber quién nos ama de verdad

  3. Buenos días Carmelo, gracias, realmente eso es lo que nos dará la felicidad o nos la quitara…saber quien nos ama de verdad…un abrazo muy grande…

Deja tu comentario, gracias.