UN ANGEL MÁS EN EL CIELO

Hoy hay un ángel más en el cielo, porque ayer recibíamos la triste noticia de que Charo despedía a su madre. Es curioso como un paréntesis en nuestras vidas, no impide que puedas sentir tristeza cuando alguien con quien compartiste tu infancia tiene una perdida tan importante como esa.

Nada puede calmar el dolor de nuestras almas cuando despedimos a alguien tan querido, pero como mínimo podemos hacer más llevadero el dolor, ese dolor que se clava en nuestros corazones y que nos hace un nudo en la garganta, difícil de dejar atrás.

Lo que es seguro, es que cada vez que alguien no deja, el cielo gana un ángel, un ángel que nos protegerá y vigilara cada día, para que seamos felices en nuestras vidas.

Charo, un abrazo muy grande desde estas líneas, siempre he creído que en la vida nos pasan las cosas por alguna razón, y el pasado 22 de noviembre los caminos de todos nosotros se volvieron a cruzar, para que hoy te podamos decir que compartimos tu dolor.

Un abrazo de seis segundos,

Deja tu comentario, gracias.

A %d blogueros les gusta esto: