Rapa das Bestas

En los petroglifos encontrados en los montes gallegos donde viven los caballos en total libertad, hay grabados que datan de la época de los Celtas en los que ya aparecen caballos con jinetes. Pero la primera información de la que se dispone, es una leyenda de 1567, y los primeros datos escritos que hablan de esta fiesta son de 1682.

Cuatro días al año, los caballos salvajes se bajan de los montes, se encierran, y se les cortan las crines y desparasitan, para volver a dejarlos en libertad los otros trescientos sesenta y un días.

El 17 de agosto de 2008, en la Rapa das Bestas de Domaio en el Municipio de Moaña.